Lectura "El Ecosistema"

Un ecosistema es un sistema formado por una comunidad natural de seres vivos relacionados entre sí y en función del mismo medio ambiente, es decir está constituido por componentes bióticos y por componentes abióticos (su ambiente físico)


A los seres vivos no les basta la energía solar para sobrevivir, su existencia depende de que sean capaces de adaptarse dentro del ecosistema.

Un ecosistema se considera como tal si sus principales componentes están presentes y operan juntos para alcanzar cierta clase de estabilidad funcional aunque esta persista por poco tiempo, así un estanque, un lago, un bosque o una pecera son ejemplos de ecosistemas.

El ecosistema se considera la unidad fundamental de la biosfera y representan un nivel de organización que funciona como un sistema abierto, en él están integrados los factores físicos conocidos como abióticos, por ejemplo: el aire, el suelo, el clima y la luz y los factores biológicos conocidos como bióticos, conformados por todos los seres vivos presentes, como los animales, la vegetación, los hongos y las bacterias.

Los factores abióticos se clasifican en tres grupos:

Factores energéticos: Fuente de energía que utilizan los seres vivos para llevar a cabo sus funciones.

Factores climáticos: regulan las condiciones climáticas, como la luz solar, la temperatura y la humedad.

Factores de sustrato: medio donde se desarrollan los organismos como el agua y el suelo.

Los factores biológicos conocidos como bióticos, se clasifican también en tres grupos:

Productores o autótrofos: son capaces de formar su propio alimento. Ejemplo: las plantas.

Consumidores: no pueden producir sus alimentos, se alimentan de seres autótrofos o de otros consumidores. Ejemplo los animales.

Desintegradores: se encargan de la descomposición de organismos muertos e incorporan materias primas al ecosistema. Ejemplo: las bacterias.

Existen ecosistemas acuáticos y terrestres, todos juntos forman lo que llamamos biosfera, de tal manera que si afectamos los ecosistemas afectaremos también al mundo en que vivimos.